Hoy se celebra un año más el día del idioma español, y como diría Cervantes: “confía en el tiempo que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”. Justo es hora de confiar en el tiempo. Como no ver una esperanza cuando la aparición de un virus nos ha distanciado del otro, de mi prójimo, ¡oh dulce prójimo! El lenguaje ha cambiado, ahora escribimos para estos dispositivos móviles, nos comunicamos por medio de las plataformas virtuales y parece que el lenguaje se hubiese vuelto más visual. Sin embargo, somos lenguaje, somos verbo, nos configuramos a partir de lo que decimos. Si una imagen vale más que mil palabras, en una palabra está el infinito. La palabra infinito, nos hace pensar precisamente en esto, en la grandeza, puedo sentirme abrumado ante la profundidad de su significado. Ya lo decía Borges cuando describía en alguna ocasión Las mil y una noches, ¿por qué mil y una y no sólo mil? Ese uno, decía,  nos da la sensación de estar ante lo infinito, por eso en este día del idioma los invitamos a leer el infinito que está en los libros.

Por Juan David Jaramillo, gestor Cultural, Bienestar institucional

Disfrute de la narración sobre el cuento de Gabriel García Márquez – “La luz es como el agua” extraído de su libro doce cuentos peregrinos, en la voz de José Luis Urbano.